Contacte un Abogado Hoy
CONSULTA GRATIS: 212-285-3300
OPEN PRACTICE AREAS
Trabajadores de la Construcción
20 febrero 2017

Cambios en las Leyes de Nueva York para Lidiar con las Muertes en Construcciones

Trabajadores de la ConstrucciónLos cambios en la forma en que la ciudad de Nueva York maneja la seguridad en las construcción no son noticia, pero una propuesta de ley podría cambiar la forma en la que se cuentan las muertes en una construcción.

Entre julio 2014 y julio 2015, hubo 10 muertes relacionadas con la construcción en la ciudad de Nueva York. Muchos de los fallecidos eran trabajadores indocumentados y la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) consideró que todos los accidentes podrían haber sido prevenidos.

Tiene sentido que la ciudad y la OSHA trabajen juntos para investigar estas muertes y que encuentren maneras de prevenirlas. La OSHA indica que una de las principales razones de estas muertes es la falta de supervisión en las obras en construcción.

A los trabajadores se les aconseja “tomar atajos” e ignorar medidas de seguridad para terminar más rápido el trabajo. La seguridad en la construcción es un problema que ha ido en aumento en la ciudad, pero se ha demostrado que se puede responder rápidamente con leyes que ayuden a cambiar los hábitos de las constructoras. Sin embargo, no siempre es el caso con todas las muertes en una construcción.

Muerte en Construcción de Manhattan Impulsa un Cambio en las Leyes

En febrero de 2016, una grúa cayó en una obra en construcción en Manhattan y mató a un peatón. El Departamento de Edificios de la ciudad sostuvo que el accidente ocurrió por una combinación de errores del operador y de condiciones meteorológicas. Según la ciudad, los vientos superaban los límites de la grúa y causaron el accidente.

En respuesta a este accidente, la ciudad anunció de inmediato que comenzaría a hacer cumplir las leyes que exigían a las constructoras no usar grúas grandes cuando los vientos superaban una velocidad de 20 millas por hora.

La ciudad agregó una nueva ley donde exige que las constructoras que trabajan en la ciudad de Nueva York contraten a un inspector de seguridad que controlará la velocidad del viento para determinar si una grúa puede usarse o no.

Los contratistas y el sindicado de inmediato demandaron a la ciudad alegando que las leyes no tenían base científica y que los contratistas perderían dinero.

Los casos siguen pendientes y las leyes siguen vigentes hasta la fecha, enero 2017. Cuando aumenta la cantidad de muertes debido a la falta de seguridad en las construcciones de la ciudad, el incidente en Manhattan sirve para demostrar que la ciudad puede responder. Pero ¿qué pasa si el accidente ocurre y la ciudad no lo acepta?

De Qué Manera se Cuentan los Accidentes Mortales en una Construcción

En 2015, el Departamento de Edificios de la ciudad de Nueva York contó 12 muertes en una construcción en toda la ciudad. No solo es un aumento en esta cifra, sino que también se queda corto por cinco muertes comparado con las 17 muertes que la OSHA registra. Esas 17 muertes son para la misma área geográfica que el Departamento de Edificios contó, pero por alguna razón no son contadas.

Esto se debe a la manera complicada que tiene la ciudad de contar las muertes en una construcción. Mientras que la OSHA cuenta todas las muertes que ocurren en una obra en construcción, el Departamento de Edificios (DOB) solo cuenta los accidentes que considera peligrosos para el público y los incidentes conocidos como accidentes en una construcción. Por ejemplo, si un rayo cae y golpea a un peatón, el DOB cuenta ese accidente. Si un trabajador cae desde un piso y muere, también lo cuenta el DOB. Pero si un trabajador muere porque un equipo no funciona, se considera un incidente laboral y no lo cuenta.

En septiembre de 2016, Crain’s New York escribió un artículo sobre la forma en la que la ciudad cuenta las muertes. De inmediato quedó claro que no todos los contratistas o líderes sindicales estaban al tanto de este método. Hubo mucha indignación de los líderes sindicales y muchos profesionales le exigieron al DOB que cambiara sus métodos.

El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, dijo que este método usado por el DOB ha sido el mismo durante mucho tiempo. El alcalde no vio la necesidad de que la ciudad se involucrara en un asunto del que el gobierno federal se había hecho cargo. Cuando se le presionó para hablar del tema, el alcalde indicó que no tenía intención alguna de cambiar la manera en la que el DOB cuenta las muertes en una construcción.

Miembros de la Asamblea Presentan Nueva Legislación

Como resultado del furor por el artículo en Crain’s, la asambleísta Linda Rosenthal decidió tomar el asunto en sus propias manos y presentó una legislación para obligar al DOB a contar y reconocer todas las muertes en una construcción en la ciudad. Linda Rosenthal habló del sistema y lo describió como “la típica burocracia de los gobiernos” e insistió en que era inaceptable.

El alcalde siguió defendiendo el método, alegando que el gobierno federal debería poder manejar sus propias investigaciones, pero Rosenthal, dijo que el número limitado de investigadores OSHA disponibles en la ciudad hacen que los accidentes sean ignorados. El DOB acababa de contratar a un nuevo grupo de investigadores en 2016, pero Rosenthal cree que deberían trabajar con la OSHA para ayudar a determinar las causas de las muertes en una construcción en toda la ciudad.

¿Por Qué es Importante?

La rápida acción tomada por el DOB y la ciudad después del incidente en Manhattan demuestra que la ciudad es capaz de cambiar sus leyes para proteger a las personas y a los trabajadores de la construcción. Pero si la ciudad se permite ignorar cierto tipos de accidentes, entonces no puede proteger a todas las personas.

La gran mayoría de los profesionales de la construcción, desde líderes sindicales hasta los mejores ingenieros, celebraron la nueva legislación de Rosenthal por ser un paso en la dirección correcta. Muchos líderes sindicales tienen meses exigiendo cambios en las prácticas del DOB para contar las muertes. Esta ley ha recibido el apoyo de prácticamente todos los involucrados en la industria de la construcción en la ciudad de Nueva York.

Cuando la ciudad ignora cierto tipos de accidentes en una construcción, no tiene que hacer el proceso de recopilar datos y obtener información. Sin esa información, la ciudad no tiene idea de qué ocasionó los accidentes y qué medidas se pueden tomar para prevenirlos. Si se aprueba la iniciativa de Rosenthal, la ciudad tendrá más información sobre todas las muertes en una construcción de la ciudad. Esa información podrá usarse para crear nuevas leyes y desarrollar normativas que harán más segura la industria de la construcción.

Hasta septiembre 2016, con el artículo sobre el método del DOB para contar accidentes, muchas personas involucradas en la industria no sabían que la ciudad no contaba o investigaba todas las muertes. Después de que el artículo fue publicado, la idea de que la ciudad podía ignorar ciertas muertes no solo enfureció a los líderes sindicales, sino que también llamó la atención de los legisladores.

La asambleísta Rosenthal presentó su legislación, que será votada en los próximos meses. De ser aprobada, el DOB de la ciudad de Nueva York tendrá que contar todas las muertes en una construcción de la ciudad y no solo las muertes que cumplen con los anticuados criterios del departamento.

Leave a Reply