Escalera en Edificio de Apartamentos
08 May 2017

Veredicto de USD 13 Millones para una Víctima de Accidente de Resbalón y Caída por Nuestro Socio, Marc Freund

Billetes de un Dólar

El jueves 6 de abril de 2017, un juez de Bronx otorgó a un cliente de Lipsig, Shapey, Manus & Moverman USD 13 millones por un caso de lesión personal.

Su Futuro Cambió por Completo

Escalera en Edificio de Apartamentos

La demandante es una mujer de 36 años que trabajaba como peluquera, hasta el día de su accidente. Por culpa de decisiones negligentes de otras personas, ahora no puede trabajar.

En 2013, la demandante visitó a un amigo en un edificio de apartamentos. Al momento de irse, decidió ir por las escaleras. En un momento, las escaleras cedieron, se colapsaron y ella cayó por el hueco de la escalera. Al caer, supo de inmediato que algo muy malo había pasado. El dolor en sus piernas era muy fuerte.

El resultado del accidente fueron dos piernas fracturadas y un tobillo completamente destrozado. La llevaron enseguida al hospital, donde los médicos se dieron cuenta de que las fracturas eran complejas. Ya ha tenido varios tratamientos, como cirugías importantes, medicamentos y terapia física.

Incluso después de eso, ha tenido muchos dolores que no la dejan dormir bien. Lo peor de todo es que no ha podido completar la terapia física recomendada porque los gastos médicos acabaron con los ahorros de ella y de su esposo.

Fue este dilema económica lo que la llevó a buscar la ayuda legal del abogado Marc Freund, uno de los socios de Lipsig, Shapey, Manus & Moverman y uno de los abogados jóvenes promesas.

El Sr. Freund Presentó su Caso Ante el Tribunal

La pierna de esta mujer estaba destrozada, así como su esperanza y sus sueños”, dijo el Sr. Freund al momento de hablar del accidente.

Los abogados ayudan a sus clientes haciendo una investigación profunda del accidente que ocasionó la lesión. Lo que el Sr. Freund descubrió, impresionó a todos en el tribunal.

El edificio donde se lastimó la demandante era bastante grande: 50 apartamentos y 7 tiendas comerciales. Sin embargo, la compañía encargada de la construcción solamente asignó a un superintendente para supervisar la condición del edificio. Además de esa monumental tarea, ese mismo superintendente era responsable de otro edificio a una milla de distancia.

La escalera que se colapsó tenía casi un siglo de antigüedad y se habían reemplazado 11 escalones seis meses antes del accidente. Pero la compañía decidió que era más fácil reemplazar los escalones, incluso cuando era obvio que había un problema. Como nuestro abogado socio señaló, si la empresa hubiera gastado un poco más y reemplazado la escalera completa, el accidente nunca hubiera ocurrido.

El superintendente aceptó que tanto él como su supervisor estaban al tanto del problema en las escaleras, pero dijeron que la compañía les pedía pruebas de daño real en las escaleras antes de aprobar el presupuesto para reemplazarlas. Obviamente, esperar a encontrar pruebas de daño real puso a todos en riesgo.

Al finalizar el juicio, la evidencia fue suficiente para convencer al jurado de que la víctima merecía una compensación. De los USD 13 millones totales, USD 9 millones fueron por el dolor y sufrimiento; USD 4 millones, por gastos médicos e ingresos perdidos.

Para más información sobre el caso, visite este sitio LexisNexis.

Este es tan solo uno de los cientos de casos de demandas por accidente de resbalón y caída en los que trabajamos cada año.

Casos de Responsabilidad de Local

Por las leyes de responsabilidad de local, cualquier persona que posea y esté a cargo de una propiedad debe hacer todo lo razonablemente posible para asegurar la seguridad del lugar. Lo razonable varía según el caso y las circunstancias.

Por ejemplo, es completamente razonable esperar que un restaurante de comida rápida descubra y limpie una bebida derramada en la entrada, así como que coloque avisos en la zona. Pero no es razonable pensar que un granjero en un terreno de 600 hectáreas podría inspeccionar cada centímetro de su propiedad todos los días.

Tenemos algunas preguntas para determinar qué es razonable:

  1. ¿Por qué el visitante entró a la propiedad?
  2. ¿Para qué se usa la propiedad?
  3. ¿El dueño tomó las medidas razonables para reparar o advertir sobre los posibles daños que ocasionaron el accidente?
  4. ¿El dueño podría haber descubierto y reparado el peligro en un tiempo razonable?

En conclusión, cuando alguien se lastima en la propiedad de otra persona, deberían consultar con un abogado de inmediato para saber si merecen alguna compensación por el accidente.

Leave a Reply