cars that will be in accidents due to defect
21 junio 2018

¿Es importante prestar atención a los retiros de autos del mercado?

Cuando se trata de retirar vehículos del mercado, puede ser difícil motivar al público americano. Safecar.gov reportó que el 2014 fue un año record, con un total de 803 retiradas, que afectaron a casi 64 millones de vehículos. Se pensaría que después del problema de los neumáticos Ford y el inexplicable fiasco de la aceleración de Toyota, la gente se tomaría en serio los retiros del mercado.

Sin embargo, NBC News reportó que las tasas de respuesta a las retiradas pueden ser tan bajas como el 30 por ciento, lo cual es una preocupación para fabricantes y funcionarios gubernamentales.

¿Por qué hay una baja tasa de respuesta a la retirada de autos?

cars that will be in accidents due to defectEl rango en las tasas de respuesta para retiros de automóviles varía de un 30 a un 70 por ciento, con un extraño 90 por ciento o un índice más alto sucediendo en raras ocasiones. En la mayoría de los casos, publicaciones de accidentes automovilísticos tienden a elevar los índices de respuesta. Cuando hay la posibilidad de que el conductor salga herido, los consumidores suelen motivarse a tomar cartas en el asunto.

No obstante, los números de respuesta para retiradas generalmente tiende a ser muy bajo, y existen unas cuantas razones para ello. Los fabricantes de autos sólo están obligados a mantener registros de venta para carros del 2013 en adelante. Con carros que fueron hechos o vendidos antes del 2013, puede ser bastante complicado localizar a los propietarios. Esto significa que aquellos dueños nunca reciben su notificación de retirada del vehículo y no tienen idea de que su carro podría tener un problema.

Problemas con el seguimiento de clientes

Otro problema es la manera en la cual los fabricantes intentan ponerse en contacto con los propietarios. Las dos formas más comunes para que el dueño se entere acerca de las retiradas son recibir algo en el correo de su fabricante de autos o buscar por el modelo del carro en Safercar.gov. Pero si la carta se mezcla con el correo no deseado y el propietario nunca revisa en línea, entonces no podría tener idea de que hay una retirada de vehículos en progreso.

El gobierno trabaja junto con los fabricantes para dar a conocer la información a los medios de comunicación. De esta manera ambas partes están tratando de pasar la voz al mayor número posible de personas. Ya sea que una retirada sea iniciada por el fabricante o por mandato del gobierno, el intento de contactar a los consumidores suele ser un esfuerzo conjunto. Pero en muchos casos, ese esfuerzo se queda corto.

Responsabilidad civil del fabricante con automóviles retirados del mercado

La cuestión de la responsabilidad civil del fabricante cuando se trata de un carro retirado del mercado es complicada. El hecho de que el carro haya sido retirado no constituye negligencia por parte del fabricante. Cuando hay un caso de responsabilidad civil del fabricante en accidente automovilístico; el fabricante, distribuidor y concesionario que hizo y vendió el coche puede ser considerado responsable. El grado de responsabilidad de cada parte depende de lo que ocurrió antes del accidente.

En la mayoría de los estados, el jurado no tiene permitido escuchar sobre las notificaciones de retiro del mercado cuando se trata de un caso de responsabilidad civil del fabricante relacionado con un automóvil. El demandante tiene que probar que el carro particular en cuestión era defectuoso debido a las acciones del fabricante. No basta con que un consumidor alegue negligencia simplemente porque el coche ha sido retirado del mercado.

Por otro lado, emitir un retiro del mercado no significa necesariamente que el fabricante pueda lavarse las manos en una demanda. En muchos tribunales, el fabricante tiene que demostrar que fue capaz de llegar a ese consumidor específico. El consumidor debe haber sido contactado con información detallada sobre el retiro antes de que la corte permita que el retiro trabaje a favor del fabricante. Los avisos de retiro de autos del mercado y la cobertura de los medios de comunicación no van a ayudar a un fabricante a probar que hizo todo lo que pudo para ayudar a ese consumidor específico.

¿Cuándo es negligencia del fabricante?

La agencia principal que se involucra en retiros de autos del mercado para el gobierno federal es la  National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA). La NHTSA responde a las quejas contra un vehículo en particular y luego lanza su propia investigación. Cuando la NHTSA considere que tiene suficiente evidencia, se comunicará con el fabricante acerca de la retirada del mercado.

Hay dos tipos de avisos de retiro que la NHTSA puede enviar a los fabricantes. La NHTSA puede recomendar un retiro de autos del mercado o la NHTSA puede exigir un retiro de auto del mercado. Normalmente, habrá sanciones severas contra el fabricante si no responde a una retirada obligatoria. Si el fabricante decide ignorar un retiro obligatorio del mercado, entonces la NHTSA puede emitir el retiro del auto por sí misma y luego cobrar al fabricante por cualquier costo involucrado.

Cuando hay una retirada recomendada, a veces la responsabilidad civil del fabricante puede nublarse. Hay un caso documentado en el que la NHTSA recomienda a un fabricante de neumáticos que retire un determinado modelo de neumático. La NHTSA presentó un caso completo, pero el fabricante se negó porque la retirada sería demasiado costosa. Cuando un consumidor se lesionó debido a la explosión de ese neumático en particular, la recomendación de la NHTSA resultó ser evidencia perjudicial contra el fabricante.

Demandando a un Fabricante

car that was recalledLa presencia de una retirada del mercado de un modelo de vehículo en particular no abre automáticamente las compuertas para demandas contra el fabricante. Si usted siente que tiene algún tipo de caso contra un fabricante por negligencia, entonces es aconsejable que su caso no involucre ningún retiro del mercado. Es más que probable que usted no pueda usar el retiro del mercado en la corte contra el fabricante, ya que la mayoría de las cortes no lo permiten.

Si siente que su accidente fue el resultado de algo que el fabricante hizo o dejó de hacer a su vehículo, entonces su caso debe enfocarse específicamente en su auto. Si se descubre que la NHTSA recomendó fuertemente la retirada y ésta fue ignorada por la compañía, entonces se puede convertir en parte de su caso. Pero sus posibilidades de ganar una demanda en contra de un fabricante de autos, basado únicamente en una retirada de autos del mercado, son muy escasas.

Los consumidores necesitan prestar atención a los comunicados

Con cerca del 70 por ciento de consumidores afectados ignorando los comunicados de retirada de autos del mercado, la idea de que la responsabilidad civil del fabricante sea parte de una demanda es muy poco probable. Los fabricantes alegan que ellos están haciendo todo lo que pueden para advertir a los consumidores de la retirada de autos, mientras que los consumidores afirman que el proceso de notificación no es suficiente. El resultado final es que la NHTSA estima que uno de cada seis autos en retirada nunca ha sido revisado por su retirada. Estos retiros van desde pegatinas de presión de llantas defectuosas hasta bolsas de aire que no funcionan bien. Mientras los consumidores continúen ignorando los avisos de retiro del mercado, las batallas por la responsabilidad civil del fabricante continuarán.

Seguimiento del consumidor al retiro de autos del mercado

Como consumidor, cuando una notificación de retiro de autos del mercado llega, como ya se mencionó, no ignore el aviso. Aunque esto es iniciado por un fabricante o productor de automóviles, es la responsabilidad del conductor tomar medidas. Si hay alguna sospecha acerca de la seguridad de su auto o de que podría haber un defecto, usted como consumidor también tiene derecho a presentar una queja. Las quejas se pueden hacer con el fabricante del coche, así como con el gobierno. En el evento de que un reclamo es diligenciado por un consumidor, se necesita proporcionar la marca, modelo, año y el número de identificación del vehículo. Una breve descripción también es necesaria, explicando cuál es el problema con el carro.

Otro paso que está a disposición del consumidor es presentar una demanda si hubo lesiones sufridas mientras se usaba el auto defectuoso. Sin embargo, como se ha dicho anteriormente, hay una cantidad de factores que necesitan ser considerados cuando se trata de entablar este tipo particular de responsabilidad civil del fabricante. Como consumidor, si hay un problema con su vehículo más allá de su servicio regular, es prudente estar alerta e informado.

Leave a Reply