driver using an app
28 junio 2018

Aplicaciones distractoras hacen a los conductores adolescentes más peligrosos

En 2013, 2.927 personas murieron en accidentes automovilísticos causados por conductores adolescentes. En una historia reciente publicada en CNN.com, siete de cada 10 conductores jóvenes admitieron pensar que, es aceptable usar sus teléfonos inteligentes mientras conducen. Quizás una estadística aún más perturbadora, es el hecho de que sólo el seis por ciento de todos los conductores adolescentes piensan que, postear algo en una red social mientras están conduciendo, es una distracción.

Aplicaciones causando distracción

phone on car dashboardSe dice que las edades de 16 y 17 años son las más duras para conductores jóvenes, porque ellos apenas se están acostumbrando a cómo funciona todo en las vías. Se estima que uno de cada cuatro adolescentes en los Estados Unidos se verá involucrado en accidentes automovilísticos de algún tipo, aunque no todos los accidentes serán fatales.

En los días antes de que existieran teléfonos inteligentes, lo que causaba la mayoría de los problemas de conductores adolescentes, era conducir en estado de embriaguez y conducir en la noche. Ahora, parece que el creciente número de aplicaciones móviles se está tornando en el componente clave para conductores distraídos.

Pokémon Go y Snapchat causando distracciones

A inicios del verano de 2016, la aplicación de juego móvil llamada Pokémon Go fue lanzada y las historias de conductores distraídos empezaron a llover torrencialmente. La parte difícil de hacer un seguimiento a las estadísticas, de conducción distraída debido a aplicaciones móviles, es que la mayoría de las personas no van a admitir que estaban en sus teléfonos cuando se estrellaron. Esto no va a detener a conductores adolescentes de causar accidentes automovilísticos por conducción distraída.

Antes de que Pokémon Go fuera lanzada, DistractedDriverAccidents.com descubrió que Snapchat era la aplicación más popular entre los adolescentes, usada mientras conducían. Una de las razones por las que Snapchat es tan popular, es debido a su característica donde una imagen tiene que ser vista dentro de los 10 segundos siguientes a ser publicada o nunca se puede ver de nuevo. Los jóvenes optan por mirar a sus teléfonos en vez de la vía, y 10 segundos puede ser una eternidad cuando alguien está conduciendo.

Fomentando la conducción responsable

Los padres no pueden hacer mucho cuando se trata de conducción responsable, pero el hábito de no mirar aplicaciones de juego mientras se conduce si inicia en casa. Los padres deben promover el comportamiento responsable en sus hijos. Incluso pueden llegar a recordarle a sus niños las consecuencias de la conducción distraída. Pueden también ser un ejemplo para sus hijos no usando sus propios teléfonos inteligentes cuando están conduciendo, lo que se está convirtiendo en un problema cada vez más grande entre adultos también.

Pasajeros y aplicaciones pueden crear más problemas

driver using an appSegún un artículo en el New York Times, es más factible que los varones se distraigan cuando tienen pasajeros del mismo género. Los incidentes de accidentes automovilísticos con niños adolescentes tras el volante, se reducen cuando llevan pasajeras. Aún así, los pasajeros representan una amenaza que podría ir más allá de lo que representan las aplicaciones de juego. Se estima que un adolescente es 44 por ciento más propenso a tener un accidente de auto cuando está con un ocupante en el carro, que no es familiar. Ese número se ve agravado si el adolescente tiene acceso a un teléfono inteligente con aplicaciones. Los padres necesitan considerar todas las distracciones potenciales para sus hijos cuando se ponen al volante y hacer las reglas apropiadas para proteger a su adolescente.

La era de Pokémon Go en la que vivimos

USA Today cuenta la historia de un conductor en Baltimore que chocó su auto contra una patrulla de policía mientras conducía jugando Pokémon Go. La policía de Baltimore indica que a los adolescentes les están robando sus teléfonos inteligentes mientras juegan a Pokémon Go. La absorción completa en el juego puede llevar a una falta de conciencia de cualquier otra cosa alrededor.

Cuando te detienes a pensar y te das cuenta de que los adolescentes pueden distraerse tanto jugando en una aplicación de juego, que les pueden robar el teléfono de las manos, puedes comprender los problemas de la conducción distraída. Antes, la distracción solía ser Snapchat, y ahora es Pokémon Go.

Cada año, miles de personas mueren debido a la conducción distraída de los adolescentes. Los desafíos de ser un conductor joven son suficientemente fuertes, pero el uso de aplicaciones de juego sólo añade más al problema. Es difícil encontrar una solución porque los adolescentes insisten en que usar sus teléfonos mientras conducen no es una distracción. Desafortunadamente para algunos jóvenes, se necesita un accidente fatal para darse cuenta de lo peligrosa que se ha vuelto la tendencia de conducir distraído.

Leave a Reply