Conservatorio Enid A Haupt en Bronx
25 enero 2018

Un Paseo al Conservatorio Enid A. Haupt con Nuestros Abogados de Lesiones Personales del Bronx

Conservatorio Enid A Haupt en Bronx

El Bronx es un vecindario lleno de historia y cultura porque se ha ido formando con personas de todo el mundo que van aportando su diversidad. Entre los sitios culturales que se encuentran por la ciudad, está el conservatorio Enid A. Haupt, un invernadero victoriano tradicional ubicado en los jardines botánicos de Nueva York.

Después de visitar el Jardín Botánico Real, en el Reino Unido, el cofundador del jardín británico, Nathaniel Lord Britton, y su esposa, Elizabeth, decidieron que la ciudad de Nueva York necesitaba uno de estos invernaderos. Y 115 años después, el conservatorio es uno de los destinos turísticos más populares del barrio, y uno de los puntos más interesantes del jardín botánico.

Nuestros abogados de lesión personal lo visitaron el fin de semana pasado y quisieran compartir las razones por las cuales se enamoraron de este innovador e histórico conservatorio.

Cambios Desde 1902

Desde que fue completado en 1902, el conservatorio ha tenido muchos cambios importantes. El diseño original siguió prácticamente intacto hasta las renovaciones de 1935 y 1950, que representaron cambios importantes en el diseño. En estas dos renovaciones, se removieron partes importantes de la decoración. En 1935, los renovadores querían detener el deterioro del edificio y remodelarlo siguiendo el estilo del modernismo europeo.

En la década de los 70, casi demuelen el lugar porque había caído en muy mal estado. Sin embargo, en 1978 se realizó una renovación muy importante que salvó el sitio gracias a la donación de USD 5 millones del filántropo y exeditor de revista, Enid A. Haupt. Por eso, se cambió el nombre en su honor.

En 1997, los arquitectos Beyer Blinder Belle realizaron la última renovación. La empresa computarizó los sistemas mecánicos usados para controlar la temperatura, humedad y ventilación. Con esta mejora, el sistema puede ofrecer condiciones óptimas de crecimiento en sus diferentes invernaderos. Después de estas últimas mejoras, las exhibiciones se rediseñaron; ahora, los visitantes recorren un entorno que se va transformando: empezando por unas montañas, pasando por una selva, hasta llegar al desierto.

El Jardín Botánico de Nueva York original se diseñó con el conservatorio como pieza central. El parque sigue siendo un punto importante para turistas, paseos escolares y caminatas.

Un Invernadero para Todos

A principios del siglo XX, los invernaderos estaban reservados para las clases altas de la sociedad. Sin embargo, aquí se removieron esas exclusividades para ofrecer un invernadero de excelente calidad accesible para todas las personas. Aunque el vecindario del Bronx sigue teniendo una de las tasas de pobreza más altas del país, miles de niños del barrio pueden aprender sobre horticultura en sus excursiones escolares.

Recurso para Científicos y Horticultores

En toda su historia, el conservatorio ha sido un centro de investigación para cientos de horticultores y científicos que visitan este lugar para sus investigaciones. Además, podría despertar un interés desconocido por la ciencia en los niños.

Leave a Reply