Contacte un Abogado Hoy
CONSULTA GRATIS: 212-285-3300
OPEN PRACTICE AREAS
Presidente Trump
29 diciembre 2016

¿Cuáles Serán los Efectos de la Presidencia de Trump en la Construcción?

Presidente TrumpDespués de una cerrada carrera presidencial, Donald Trump resultó electo y asumirá el cargo en enero de 2017.

Durante toda su campaña, tanto Trump como la candidata demócrata Hillary Clinton, hablaron sobre la industria de la construcción y cómo hacer para recuperarla. Lo que más frustraba a la industria era que los dos candidatos hablaban sobre la construcción, pero sin entrar en detalle.

A finales de 2015, el presidente Obama aprobó la ley Fixing America’s Surface Transportation (FAST) de USD 305 mil millones para ayudar a la industria de la construcción. Se trata de un programa de cinco años financiado con el dinero de los contribuyentes para mejorar la infraestructura del país y ayudar a crear empleos.

En teoría, suena bien, pero en práctica no queda muy clara. Por ejemplo, no se específica exactamente de dónde va a salir el dinero. La industria de la construcción considera que la ley FAST es un buen comienzo, pero el presidente Trump necesitará hacer mucho más.

La Prioridad del Presidente es la Infraestructura

Cuando el gobierno quiere crear empleados, casi siempre lo hace con un programa de infraestructura. Hay dos tipos de trabajos de infraestructura en Estados Unidos: el trabajo que genera ingresos recurrentes y el trabajo que no.

El gobierno suele pedir inversiones privadas para los proyectos que generan ingresos para que los contribuyentes no tengan que pagar. El plan de Donald Trump con la infraestructura involucra mucho dinero y mucho desarrollo.

¿Por Qué Enfocarse en la Infraestructura?

La infraestructura del país está en mal estado y necesita reparaciones y actualizaciones. No hacerlo tiene enormes consecuencias. La Sociedad Civil de Ingenieros de Estados Unidos informó que la infraestructura del país podría costarle al país 2.5 millones de trabajos y una pérdida estimada de USD 4 billones en producto interno bruto para el 2026. Hay una brecha de USD 1.44 billones en la financiación de la infraestructura que ha sido pateada en muchas sesiones del congreso y que necesita arreglarse urgentemente.

Si la brecha de financiación no se cierra para 2040, podría crecer hasta USD 5.18 billones. La financiación incluye necesidades en la infraestructura que genera dinero (peajes, aeropuertos y utilidades) así como en otros proyectos, como nuevas carreteras y puentes. Los dos candidatos estaban al tanto de la crisis y Trump dice que tiene un plan para arreglarlo.

El Plan de Infraestructura de Trump

Donald Trump presentó recientemente un plan de USD 1 billón de financiación que no le costaría nada a los contribuyentes del país. El dinero vendría de inversiones privadas. Los inversores recibirían su dinero con las ganancias generadas por los aeropuertos, peajes y utilidades. Con el plan de Trump, el gobierno retendría el derecho a dictar los precios de todos los servicios creados y el gobierno tendría un cronograma estricto de pagos para cada inversionista.

Los inversionistas también tendrían un crédito de impuestos que sería equilibrado por los impuestos de ganancias generados por los trabajadores en los proyectos y de impuestos corporativos por las compañías constructoras de cada proyecto. Como las tasas de intereses son bajas, Trump y su equipo confían en que pueden conseguir la inversión para que el proyecto sea un éxito.

La Opinión de la Industria de la Construcción

Trabajador de ConstrucciónLa industria de la construcción tiene sentimientos encontrados en cuanto al plan de Donald Trump. Por un lado, un proyecto tan grande haría que las carreras en la industria de la construcción vuelvan a ser populares. La industria está preocupada por no poder tomar estos proyectos por la falta de trabajadores calificados disponibles. Pero los expertos en la industria insisten en que la disponibilidad de proyectos grandes a largo plazo en todo el país atraerían el talento necesario.

A la industria de la construcción le preocupa que el plan de Trump nunca se concrete. A los ejecutivos de la industria les preguntaron, antes de los resultados de las elecciones, si pensaban que el gobierno aprobaría y lograría llevar a cabo un programa tan agresivo. Muchos contestaron que no. Como el partido Republicano controla el gobierno federal, es posible que logre reunir los recursos necesarios para el programa. La otra preocupación es que no se sabe cómo pretende Donald Trump conseguir la financiación.

Aunque el plan suene bien en teoría, Trump tampoco ha explicado cómo pretende conseguir inversionistas o quiénes podrían serlo. El tamaño del programa no tiene precedentes y la industria de la construcción duda si puede llegar a ser más que una fantasía.

¿Y la Construcción de Viviendas?

La industria de la construcción estaba muy preocupada porque los dos candidatos no prestaban atención a la industria de la construcción de viviendas. El ritmo de construcción de nuevas viviendas ha sido muy lento, en gran parte por los costos que el gobierno cobra a la construcción. La industria de la vivienda estima que el costo de una casa está inflado un 24.3 % en este momento, por regulaciones y cargos del gobierno. Cuando Donald Trump se reunió con los miembros de la industria de la construcción de viviendas, él dijo entender sus problemas y les ofreció soluciones prometedoras.

Trump dijo que recortaría de inmediato cualquier burocracia que impidiera el crecimiento de la industria y afectara los empleos. Dijo que bajaría los impuestos corporativos a 15 % y que designaría a un juez de la Corte Suprema para asistir a la industria. Trump no fue muy claro sobre cómo eso podría ayudar a la industria, pero fue suficiente para que los miembros estuvieran satisfechos. Después de años de lidiar con gobiernos federales y estatales, los expertos en la industria tienen sus dudas sobre los planes de Trump. Aunque las medidas pueden parecer que ayudarán al crecimiento de la industria, solo el tiempo dirá si las medidas se pondrán realmente en práctica.

Cómo Afectará a las Construcciones en el Extranjero

La elección del presidente Trump podría afectar a la industria de la construcción en el Gulf Corporation Council (GCC). Los países del golfo pérsico, como Dubái y Emiratos Árabes Unidos, tienen inversiones importantes de corporaciones de Estados Unidos. Los miembros del GCC dijeron que si la presidencia de Trump tiene un efecto negativo prolongado en la bolsa de valores, eso podría traducirse en un aumento de inversiones estadounidenses en los bienes raíces del GCC. Los inversores tienen a huir de los mercados frágiles y prefieren invertir en cosas tangibles, como bienes raíces o el oro.

Aunque los países del GCC quieren ver cómo reacciona la economía de Estados Unidos a la presidencia de Trump, la idea general es que una economía estadounidense débil podría generar mayor inversión para los bienes raíces del GCC. Muchos miembros de la industria de la construcción del GCC no esperan que la presidencia de Trump genere cambios importantes en la economía del país, por ahora. Mientras millones de estadounidenses se preparan para ajustarse a la presidencia, la industria de la construcción está lista. Después de meses de reunirse con ambos candidatos, la industria de la construcción solo tiene ideas vagas y promesas vacías. Solo el tiempo podrá decir si el próximo presidente hizo promesas vacías o si logró crear empleos y salvar a la industria.

Leave a Reply